Nanny Books: ¿Por qué escondemos los libros de romance?
-->

jueves, 28 de septiembre de 2017

¿Por qué escondemos los libros de romance?


Hace poco una amiga lectora me aclaró que ella no podría ser como yo. Es algo muy extraño, ya que nunca le pedí que fuera como yo, y antes de poder contestarle algo noté que ese comentario tan al azar se estaba realizando mientras su mirada estaba perdida en mi biblioteca.

Quiero aclarar que antes de que ella lanzara esa bomba, estábamos discutiendo si pedía pizza o íbamos hasta el super a comprar una picada. Además, no soy de respuesta rápida, soy de enojo lento, de esos que se van generando como una ola, cada vez más y más alta, hasta que colapsa. Así que no dije ni mu. Y ella siguió.

"-Lo de juvenil, lo entiendo. Es como el síndrome de Peter Pan y le pasa a todo el mundo. Yo no dejo de coleccionar lápices. Pero... lo de esos libros románticos, agggg." Sí, hizo un "agggg", largo y con cara de asco, como si estuviera oliendo mierda o algo por el estilo.

Yo seguía sin decir nada, estaba completamente aturdida. Descolocada. Como si hubiera ido a la calle con paraguas y hubiera sol. La perorata siguió, me destacó los valores que tiene volver a los clásicos (como si yo jamás hubiera leído uno), lo genial que es Borges y lo equivocada que estaba, ahora que es tan importante demostrar que estamos unidas por el "Ni una menos", que yo tuviera un estante completo de novela romántica.

Cuando terminó (porque tuvo que respirar porque se moría asfixiada con su propio veneno), le metí el datito de que se estaba equivocando:

Romance es una cosa, romántico otra muy distinta.

Y le siguió, porque la lectora borgiana acusa de que la terminología no es importante (ja, algo extraño, ¿no?). Cuando terminó de bañarme en tóxicos y mala onda, le dije que mejor pedíamos una pizza. Porque, aunque me discrimine literariamente, es mi amiga y cuando se tuvo que portar como una amiga, lo hizo. ¿Creían que la iba a echar de mi casa? Sinceramente ganas tuve, pero...

Todo esto me hizo plantearme la sagaz pregunta: "¿Por qué escondemos los libros de romance?" Recuerdo que hace un par de meses (o años, pues mi cabeza piensa de manera no lineal) les contaba que cuando los libros tienen portadas muy directas o sexys las escondía con unas tapas de confección caseras para cuando leía en el transporte.

¿Por qué? ¿No es justamente algo feminista respetar el hecho de que nos gusta el sexo, nos gusta leer cosas sensuales, nos gusta deleitarnos fantaseando con hombres buenorros? ¿Acaso eso me hace menos pensante? ¿Menos respetada?

Se predica que la mujer debe empoderarse, respetarse a una misma, comprender que el cuerpo es nuestro y que podemos disfrutar del sexo (en solitario o acompañadas) sin por eso deshonrar a la familia, a nuestra pareja, al perro y a la vaca.

Pero seguimos criticándonos entre nosotras, juzgando, acosando, señalando con el dedito que una está en un error. ¿Por qué nos hacemos esto?

No voy a omitir el hecho de que la mayoría de las novelas de romance tienen en mayor o menor medida cierto contenido patriarcal de "princesa debe ser rescatada" o "aprende a ser mujer gracias al hombre malo y sexy" o "no hay nada más importante que verlo feliz a él, así que puede pisarme la cabeza." Pero si te encuentras con uno de esos libros:

a) Lo tiras a la basura y fin de la historia.
b) Fantaseas con lo mejor que puede darte.
c) Le realizas una crítica constructiva (o despiadada) al terminar el libro, porque es un libro al fin y al cabo, no un adoctrinamiento que debes adoptar.

Y esto me lleva a otra cosa. ¿Son los libros rosa (miren la etiqueta que le ponen) inferiores al resto de la literatura? Ja, la mayoría de los clásicos que enloquecen al mundo entero tienen más de un pasaje dedicado al amor (si no es la temática principal). Sí, se ridiculiza al libro de romance actual, con la portada del tipo mostrando su físico (¿acaso es inseguridad masculina lo que veo?) y la mina esperando que le toque el turno. Pero de ese mismo estilo podemos encontrar en la literatura masculina, en donde a la mujer le han crecido calabazas en sus pechos, ellos siempre son eternos en la cama y hasta el más despreciable ser consigue a la más linda. Claro que a todo eso lo encubren de ciencia ficción, fantasy o policial.

Tal vez nuestro error sea demostrar que nos gusta tener sentimientos. Si solo leyéramos porno duro como ellos, seríamos más aceptadas... Ah, esperen, no, seríamos putas. ¡Alto ahí! No generalicemos que hay hombres que son divinos y que valen todas las letras que portan sus nombres. ¿Y cuando la crítica viene de una mujer? Entonces, es cuando nos damos cuenta de que algo está fallando y que terminamos siendo más machistas que los propios hombres.

Por cierto, tengo más de un estante con romances.
Y me da igual.
A partir de ahora, no más esconder los libros rosas.
¿Qué piensan?

15 comentarios:

  1. Me encantó, yo varias veces me he peleado con una de mis primas porque me decía que lo que yo leía estaba cargado de machismo y que al ser yo feminista y quejarme tanto de esas cosas no tendría que tenerlos, pero a pesar de eso a mi los libros de romance me gustan mucho porque se leen muy fácil y varias veces me han sacado de un bloqueo lector, además de que me considero lo bastante inteligente para saber lo que está bien y lo que está mal, y a pesar de que esos libro tengan una estructura patriarcal, no es algo que yo vaya a adoptar, y hasta varias veces lo he criticado.
    Gracias por hacer este tipo de entradas, besos!

    ResponderEliminar
  2. Me levanto de mi asiento y te aplaudo por tu gran argumento. Tienes toda la razón del mundo, el romance es un género más de la literatura, al igual que la erótica, la policial, el suspense o la fantasía, así que por qué hay que esconder que nos gusta leer ese tipo de libros... ¡NO LO HAGAN! son libros, ellos son lo mejor que hay en la vida, sin importar a qué género pertenezcan. Yo leí After (y lo odie, por todo el contenido horrible y machista que tenía) ¿y por haber leído ese libro piensan que adopte la postura que tenía Tessa? La respuesta es un gran NO, y el haberlo leído no me hace ni más ni menos lectora que nadie. Porque es literatura, porque es un género del que podemos leer libremente sin avergonzarnos del contenido "explicito" que pueda tener o de la portada que muestre.
    Así que les repito: NO ESCONDAN SUS GUSTOS POR "TEMOR" A LO QUE LOS DEMÁS PIENSEN, SIÉNTANSE ORGULLOSOS/AS DE LOS LIBROS QUE LEAN.

    Gracias por esta gran entrada, y comprendo al 1005 el veneno que sentiste (ahora yo estoy sintiéndolo), espero que este tipo de situaciones cambien y que el mundo entienda que el leer un libro en donde aparezca un tipo medio desnudo, y que está más bueno que ver series y leer libros al mismo tiempo, no es nada de lo que avergonzarse.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Al contrario, yo me escondo de los libros de romance jajaja
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pues me ha encantado tu reflexión y estoy de acuerdo. Soy Graduada por Lengua y literatura española, leo clásicos (no solo en lengua española) y me gustan también las novelas juveniles, las de ciencia-ficción, las de fantasía y las de romance. Leer un clásico es buenísimo, pero no siempre es el momento, si a alguien le apetece genial, pero si a mi me da la gana de leer romance que nadie venga a decirme ni una sola palabra, porque leo lo que quiero y desde luego leer esa temática no te hace menos feminista, creer lo contrario sí.
    Las novelas de romance son históricamente relacionadas con las mujeres ¡pero es que hay hombres que las leen! y si no hubiese prejuicios más habría.
    Es muy guay cuando un autor escribe un libro y dice que no es romántica, pero luego resulta que casi toda la novela, que cataloga de thriller, tiene una historia romántica. 50 sombras de Gray es porno, pero si es un thriller con un montón de historias de sexo, no, es otra cosa, es mejor.
    ¿Qué te voy a decir? En todos los ámbitos hay este tipo de pensamientos, pero creo que poquito a poco, muy lentamente, podemos ir cambiandolos y abriendo mentes.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo con tu posición.

    La verdad es que a mí tanto géneros como portadas ni me van ni me vienen, y si nos adentramos en el mundo de los libros románticos modernos que mencionas, pues confieso que hay portadas que, si bien son sugerentes, eso no le quita que sean PRECIOSAS. Que si tienen un hombre, que si tienen una mujer, me vale, lo mismo daría (y tomo aquí tu ejemplo) que tuviera a un perro o a una vaca. Es supremamente injusto que nos juzguen porque leemos un género/tipo de libro determinado cuando al fin y al cabo lo importante vendría siendo que leamos, ¿cierto?

    La semana pasada fui a una librería y si hubieras visto las caras de algunas personas porque yo, un hombre, estaba comprando Lola y el chico de al lado. Su portada es rosa y muy "de chica", y a más de uno tuve que lanzarle una miradita por sus caras de acontecimiento al verme. HAY QUE DEJAR LA PENA. Y, solo por si a algún lector se le olvida y quiere esconder algún libro, pues que se acuerde que fue el, o ella, quien pagó con SU dinero el santo libro, y todos felices.

    Leamos lo que nos haga felices.

    Perdona mi exaltación, pero es que me siento muy identificado con tu historia. Es muy duro lidiar con esos juicios estando en una época de total "libertad".

    ResponderEliminar
  6. Soy feminista y el romance es mi género favorito. Es una realidad que es el género que MÁS vende, el tema es que como es un género en el que predominan las mujeres para la sociedad patriarcal es más fácil tirarlo abajo. Ojo, eso no quiere decir que no haya libros machistas dentro del género pero si vos escuchas el discurso de la gente a la que no le gusta el género es MUCHA misoginia internalizada, siempre salen con la típica de "el romance es para mujeres insatisfechas con su vida" *roll eyes*

    ResponderEliminar
  7. Aparte eso de que los romances son sólo sexo también es una idea errónea, lo usan como excusa para desprestigiar al género, y en el caso de que fuera sólo sexo tampoco habría un problema, por algo existe el género "erótica" y no cualquiera lo escribe bien.

    ResponderEliminar
  8. Hola Nannyyyyy! Ayyy que hermosa entrada. Te admito hasta el infinito y más allá. A mí particularmente los libros que tratan sólo de romance no me encantan porque soy aro/ace y es como... MEH. Incluso en las otras categorías (ciencia ficción, fantasy, policial, lo que sea) cuando entra a tener más importancia el romance que lo que se suponía que era la trama principal la mayoría de las veces empiezo a revolear los ojos. Y ojo, digo solo la mayoría de las veces. No siempre. Lo hago especialmente si me encuentro con esos libros que "tienen en mayor o menor medida cierto contenido patriarcal"
    Pero hace rato aprendí a no esconder lo que leo. Porque nada tan cierto como que: "¿No es justamente algo feminista respetar el hecho de que nos gusta el sexo, nos gusta leer cosas sensuales, nos gusta deleitarnos fantaseando con hombres buenorros? ¿Acaso eso me hace menos pensante? ¿Menos respetada?" AMEN, VOY A IMPRIMIR ESTO.
    Usualmente las historias románticas que leo son LGBT+ porque aunque hay muucho romance me siento más identificada con ese tipo de relaciones, incomprendidas, difíciles, inseguras, trabadas. No leo erótica porque me resulta más interesante leer el diario (?) pero no porque sea una santurrona ni porque lo considere "malo" (??) sino porque, vuelvo, soy asexual, y no me produce nada XD
    Es una lástima que desvaloricen tantos géneros literarios (YA, romance, erótica) ENCIMA USANDO PARA ESO LA BANDERA DEL FEMINISMO.
    Espero que sigas siendo amiga de esta chica y le prestes unos buenos libros románticos YA <3
    Gracias por esta genial entradaaaa!!

    ResponderEliminar
  9. Nanny!!! Vos sabes que te adoro y sos mi blogger favorita y con esto mas! Yo adoro algunas veces las novelas rosas, clmo otras adoro una historia re perturbadora por que no? La gente siempre critica porque el aire es gratis, no vengas a hacerte la superior por leer borges o clasicos.. eso es tonto cuanto menos, lee lo que se te antoje y se feliz!!!
    Yo no leo en lugares publicos porque mos lecturas son intimas y necesito sonreir, gritar y enojarme tranquila sin que me vean onda esta chica esta loca jajaja
    Seamos mujeres que leen lo que quierem sin temor y sin criticar

    ResponderEliminar
  10. Cuando mi querida Ara me recomendó que leyera este post ni lo dudé, porque ella sabía de ante mano que me interesaría y así fue.
    Estoy de acuerdo un 110% en todo lo que escribiste. Me molesta mucho que se diga que la literatura romántica no es de calidad o es basura, y que me recomienden que lea otra cosa. Yo leo lo que se me canta, YA, de vampiros, eróticos, y no ando jodiendo a los demás diciéndoles que lo que leen es una mierda. Vivir y dejar vivir, o en este caso leer y dejar leer. Otra cosa que me supera es que no sepan diferenciar la realidad de la ficción. O sea me encanta Cincuenta Sombras, pero no por eso voy a ir por la vida queriendo ser la sumisa de alguien *poniendo los ojos en blanco. Saludos Nanny y otra vez felicidades por este buenísimo post.

    ResponderEliminar
  11. Creo que el gran handycap que existe sobre los libros de romance, es que existan ciertos individuos que piensen que quienes los leen son personas insatisfechas y entusiastas, sin personalidad por engancharse a algo que, a su juicio, es imposible de suceder, creando falsas esperanzas y avivando el delirio lector.
    Obviamente aquello es un disparate, un error. La novela romántica se nutre de una realidad, la que vivimos, la literatura es ficción pero toma elementos reales para construir una buena historia que podría perfectamente suceder, y eso vincula que nos sintamos empujados a convertirnos en el protagonista y querer saber sus pasos hasta el desenlace.
    El problema es que los prejuicios han llegado como jarrones de agua fría, parece como quien lee prensa rosa merece menos respeto que quien lee la amarillo, dicho de otro modo, quien lee novela negra, parece que es mejor lector que uno quien lee novela romántica.
    Por último, los clichés abusivos. Reconozcamos que a veces indigna que el protagonista sea perfecto y guapisimo, un adonis, que de ser un amante de la libertad y con mil aventuras de promiscuidad a sus espaldas es cazado por una chica de sopetón, que nada más verla, cae rendido a sus pies y de tigre pasa a gatito. En fin, siempre dependerá de cómo el autor maneje los clichés y el mejor o peor tratamiento a lo largo de la trama.

    A mi no me avergüenza leer novela romántica, me puedes ver en el parque un día leyendo a Agatha Christie y a la semana Todo Todo de Nicola Yoon. Y a quien no le guste, que no mire. Hay que abrirse a la diversidad, y desde luego la novela romántica contiene el sentimiento mas universal, el amor, y quien ose a criticarlo, es que ni es persona ni merece la pena.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Me perdí totalmente de esta entrada, y eso que te habla una gran devoradora de libros de romance y que es una romántica empedernida. Más de una vez me encontré con los típicos comentarios ¿por qué leer libros de amor? ¿no lees libros normales? a ver... no soy un bicho raro que lee cosas "raras" son mis gustos, y para gustos hay colores como bien dice el dicho.
    Lo que sí me revientan son los prejuicios ligados al machismo, el sexo y los tabúes, y ni hablar de esas portadas de minas o tipos en bolas jajaja me parece morboso algunas veces no sé, condionan y etiquetan tanto a las mujeres por ser flacas, con busto, y en el caso de los hombres que tengan una tabla de lavar ahí en la panza.
    En fin, hay muchas cosas para decir sobre esto jaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. No voy a mentir, si no fuese por el sorteo aniversario, esta entrada pasaba totalmente desapercibida para mí. ¡Qué suerte que le dí una segunda mirada!A pesar de que a mí no me guste el género (como tampoco me gustan otros como la fantasía épica, por ejemplo)no entiendo esa posición snob de algunos lectores de calificar a los demás por lo que leen. Tampoco esa insistencia en establecer que hay libros mejores o peores que otros. Sí, puede haber libros mejor escritos que otros pero solo si partimos de un análisis editorial o literario. Sin embargo, nadie puede juzgar a nadie por lo que lee. Y además, ¿Qué pasa si el libro "no está bien escrito"? Lo que importa es lo que genera en el lector. Si este lo disfruta y es feliz, no importa más nada. No hay que tener vergüenza de lo que uno lee y mucho menos de leer por placer. ¿Cuestiones problemáticas? Esas aparecen en todo tipo de libros. En la mayoría de los casos se habla desde el desconocimiento. Uff, hice catarsis. Gracias por este tipo de entradas.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...