Nanny Books: ¡Ni lo sueñes! de Megan Maxwell
-->

sábado, 9 de septiembre de 2017

¡Ni lo sueñes! de Megan Maxwell


Una comedia romántica que toca un drama que afecta a muchas mujeres, pero en la que sobre todo destacan la diversión, la pasión y el amor.
Daniela es una joven luchadora con un pasado duro, que a pesar de haber sufrido mucho tiene siempre una sonrisa en los labios. Trabaja como fisioterapeuta en un hospital, y en sus ratos libres, en una casa de acogida para niños sin hogar.
En uno de los turnos ingresa el malhumorado y engreído futbolista Rubén Ramos tras haber sufrido una lesión en un partido.
Rubén es un personaje de fama internacional, no sólo por su faceta de jugador, sino también por la de mujeriego y rompecorazones. Cuando llega al hospital, se cree con el derecho de exigir, hasta que Daniela se cruza con él y le dice un par de cositas que lo dejan desconcertado.
El futbolista ha de ponerse en manos de un fisioterapeuta y decide que sea ella quien se ocupe de su recuperación, básicamente porque quiere jorobarla.
La estrellita del fútbol es insoportable y Daniela decide vengarse de él con la sonrisa. ¿Por qué darle el gusto de verla ofendida o enfadada? Y justo es eso lo que descoloca al joven y lo que le hace ver que el dinero y la perfección no lo son todo en la vida.
¡Ni lo sueñes! es una historia intensa y emotiva que nos demuestra que todos somos técnicamente perfectos y que todas nos merecemos una recompensa.

Libro único
Datos adicionales:
Ya a la venta
Editorial Planeta
368 páginas

Sobre la autora:


Megan Maxwell (1965), es el seudónimo de una escritora española de novela romántica. Aunque publica tanto novela romántica contemporánea como histórica, destaca como una de las principales representantes del subgénero romántico Chick lit en España.
Segunda novela de Megan Maxwell que leo y he encontrado los mismos errores que tenía en la primera, incluso un poco más notorios. ¡Ni lo sueñes! al igual que Las ranas también se enamoran tambalean en calidad, pero ganan en romance.

Una trama sexy con un paisaje italiano, futbolistas guapos, niños huérfanos, cáncer y familias no convencionales. ¿Algo más? Escenas cargadas de dramatismo, histeria femenina y sexo resistente. Esos son los pilares de esta novela, de la historia de Daniela y Rubén, una pareja con mucha química, pero que viven vidas muy distintas.

Los primeros capítulos son un cóctel de escenas introductorias, de encontronazos de la pareja y narraciones aceleradas. Los saltos temporales pueden ser de horas o de días enteros, pero suceden de párrafo en párrafo. Vale, puede ser un poco aburrido narrar correctamente como pasan los días, pero... es lo que debe hacerse. Pues a la autora no le pinta, así que aprieta fast forward y nos resume rápidamente una acción por día. También nos escatima en descripciones. Sabemos que en los primeros capítulos, Rubén se recupera con ayuda de los tratamientos de Daniela. Pues, ¿cuáles eran? ¿Qué hacían ahí? No lo sabemos, nunca nos lo cuentan. Le mete fast forward: "Aquella tarde cuando terminó la sesión" o "Todos los días Daniela llegaba a su hora, entraba en el impresionante gimnasio que él tenía en casa y se dedicaba en cuerpo y alma a recuperar al futbolista". No es de quisquillosa, es la profesión de la protagonista, es el evento principal, lo que une a la pareja por más de medio libro. ¿Y esquivas el tema? Aggggggg, mal.

Otra cosa que me hizo gracia y que puso a todos con los pelos de punta fue la mención de una adopción por parte de una pareja negra a una niña blanca. A lo largo de la novela sabemos que la chica en cuestión es blanca. También sabemos que el hombre es negro y se menciona que su esposa es una espectacular mujer negra, de esas que te infartan. Ahora bien, ¿era necesario que ese pobre hombre tuviera que explicar que la niña era adoptada? "-Y sí. Es adoptada. Mi mujer y yo somos negros y ella es blanca." ¿Sarcasmo? Nooooo, el tipo realmente se lo estaba explicando. ¡Lo estaba explicando! ¿Por qué? ¿En qué mundo se debe explicar algo así de esa forma? ¡Atrasa, años luz! Aparte, subestima terriblemente a los lectores.

Como estos dos fallos, miles más. Antes de publicar algo así, hay que revisarlo y bien. La historia base de la novela, que es una película de 2010 (Just Wright), tenía muchas oportunidades de crecer y en cierto punto lo logra, cuando se le añade el tema de la enfermedad, el orfanato y "el tipo malo" de las drogas. Pero no avanza más allá de los clichés, de los giros argumentales que vuelven al punto de partida y de las continuas menciones al físico "técnicamente no perfecto" de la protagonista, que si bien intenta desbarrancar la estética de la mujer modelo, continuamente remarca una inseguridad innecesaria.

A pesar de todas estas fallas que provienen de la pluma de la autora y que demuestran que cantidad no es calidad, la historia te atrapa, el ritmo es rápido y la acción trepidante. La química entre los protagonistas es palpable y hace que todas las escenas de sexo suban la temperatura. Tenemos algunas escenas con mucho humor y, aunque hay un falso empoderamiento de la mujer, en este tipo de novela es algo común, así que se perdona.

Divertida, con un buen romance y personajes cautivadores, un principio forzoso y un traspié en el final. En suma, una novela que podría ser mejor (mucho), pero que zafa y entretiene. Recomendada solo para amantes del género.


7 comentarios:

  1. ¡Hola, Nanny!
    No he leído nada de Megan Maxwell aunque sus libros me parecen más para leer en verano cuando querés una lectura rapidita. Igual me chocó bastante lo que mencionás sobre la adopción, realmente no había necesidad...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Nanny!! Nunca lei nada de la autora y tengo ganas!!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa! Nunca leí a la autora y no me llama mucho la verdad, ninguno de sus libros. Pero me gustaría para saber qué onda, cómo escribe! Y ésta parece buena para empezar! Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. Des esta autora me leí la saga "Pídeme lo que quiera" y el libro "Sorprendeme" y la verdad ambos me encantaron, son de genero erótico pero los toques de comedia que tuvo el libro fueron muy refrescante. Al leer tu reseña me doy cuenta que este libro es comedia, le voy a dar una oportunidad.
    Besoss

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! No he leido nada de l autora pero empezaré con otro:D Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No he leído nada de Megan Maxwell, por lo que no sé de que errores hablas sobre su escritura.
    La verdad es que ninguno de sus libros me llaman la atención y, aunque este parece interesante, por el momento lo dejaré pasar.
    Gracias por la reseña, nos estamos leyendo^^

    ResponderEliminar
  7. A mi me encantó este libro, me divertí muchísimo con él..

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...