[Reseña de Manga] Berserk #1

domingo, 14 de enero de 2018


Creado por Kenturo Miura, Berserk es el caos del manga al extremo -violento, horrible y despiadadamente divertido- y el manantial de la serie de anime internacionalmente popular. No es para los aprensivos o para los que se ofenden fácilmente, Berserk no pide cuartel, ¡y no ofrece ninguno!
Su nombre es Guts, el espadachín negro, un temido guerrero del que solo se habla en susurros. Portador de una espada gigantesca, una mano de hierro, y las cicatrices de innumerables batallas y torturas, su carne también está marcada indeleblemente con La Marca, un símbolo impío que atrae a las fuerzas de la oscuridad hacia él y lo condena como su sacrificio. Acompañado por un elfo llamado Puck, más una molestia que un acompañante, Guts incansablemente sigue un camino oscuro y sangriento que conduce solo a la muerte... o a la venganza.

Título según las ediciones:
Berserk
ベルセルク
Datos adicionales:
Mangaka: Miura Kentaro
Estado: Publicando
Tomos hasta el momento: 39
Género: Seinen, Gore, Fantasy

Como ya les he contado en el One-shot Berserk: The Prototype (no es necesario leerlo para comenzar con esta serie, aunque también está bueno) me han engañado para que lea Berserk y... bueno, acá estoy. Ya llevo un par de tomos hasta el momento, pero hoy solo quiero hablarles del inicio de esta serie, ya que todavía se está publicando y creo (creo) que pronto habrá un refresh en el anime.

El primer tomo de Berserk, dividido en tres capítulos, comienza con una escena de sexo que... pues digamos que no voy a olvidarme del lomo de nuestro protagonista por un buen tiempo. En fin, tres viñetas sexys después, nos topamos con la esencia misma que representará a la serie: la lucha contra los demonios.

Conoceremos pronto a Puck, un personaje acompañante que no me cae bien, pero que afloja la tensión. Es un elfo/hada nudista, sin palabras. Se nos desvelará el significado de la Marca (un tatuaje muy cool que atrae demonios) y comenzaremos a descubrir a los Apóstoles, los villanos a vencer. En fin, que es una incursión directa al alma del argumento. Parece un poco introductorio, pero no podría ser de otra manera. Claro que en en las últimas páginas se nos abre la boca de la sorpresa y es que nos han dejado la aventura colgada, justo en lo mejor, una invitación nada sutil a que compremos el segundo tomo.

He encontrado la ilustración bastante irregular, espero que esto no se prolongue demasiado, que sea solo por el inicio y que más adelante se le brinde más cuidado a cada hoja. Mucho espacio en blanco, mucho soldadito esbozado sobre la marcha... eso no me gusta.

Hay cierto pesimismo, mucho tono oscuro, que convierte al ambiente medieval en un escenario perfecto para esta lucha contra el mal. ¿Pero es el bien el que triunfará? El antihéroe que resulta ser Guts (vaya nombre que le han puesto) tan salvaje, tan cruel y poco humano, que de repente nos deleita con un comentario agudo, una sonrisa picarona y un momento de flaqueza nos gana el corazón rápidamente.

Violencia, sexo y muerte forman el conjunto perfecto para atrapar al lector en una historia que va apostando a más en cada página. Las escenas de lucha son impresionantes (especialmente cuando Berserk atraviesa a la gente a la mitad). Para ser un primer tomo, Kentaro parece haber puesto toda la carne en el asador y no es para menos que esta saga se haya hecho tan famosa. Personalmente, desde la primera página me supo atrapar (la mina no supera el lomo del prota).

Berserk #1 es un gran inicio, que tiene algunas espinas en cuanto a ilustración, pero que se supera gracias al guión. Una promesa de entretenimiento y adicción para los que gusten del fantasy épico y del seinen en general.


(Click para agrandar)

1 comentario:

  1. Hace mucho que no leo manga y no pinta mal, aunque antes debería acabar la serie que empece.
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!