Querido Diario: Te acostumbras a la mala suerte

viernes, 10 de noviembre de 2017


Hace mucho que no me detengo un segundo para contarles sobre mi vida. No es que sea interesante ni nada por el estilo. Pero me sirve para desahogarme. Es como gritar un rato y luego seguir como si nada. Así que hoy vengo con un resumen de mis problemas, los cuales intentaré relatar de manera divertida... aunque termina patéticamente.

Querido Diario es una nueva sección del blog, que sigue los pasos del tradicional EDUM (Espacio de un Martes), pero con contenido sumamente personal.


Primer round: Cuando descubres la razón de tu desempleo.

Hace un par de meses, descubrí la razón por la cual me quedé todo un año en casa, completamente aburrida y sin nada que hacer, excepto sufrir. Todos los fines de semana iba en busca de empleo y todas las veces, volvía más y más desesperada.

El hecho es que para encontrar tu laburo soñado (y ni tanto, porque aceptaba cualquier cosa que me cayera en las manos), tienes que anotarte previamente, como hago siempre (incluso cuando ya tenía trabajo estable, porque uno nunca sabe). En fin, la persona que me anotó, empleado estatal, lo hizo mal. Muuuuuy mal. Yo tenía en ese momento (fecha en la que me anoté) un puntaje de 7,800 (no estoy hablando de porcentaje). El empleado estatal que seguramente estaba jugando al Candy Crush cuando le tocó pasar mis papeles al sistema, lo hizo con un puntaje de 3,30. Notarán el abismo al que caí.

Cuando veo que gente, con menos puntaje que yo, toma cargos, me levanto, humildemente y un poco asustada, me acerco al mostrador y le pregunto qué pasaba. Ahí me informaron de que tenía un puntaje bajo, al decirles que seguramente era un error, me recalcan: "este es el listado 2013-2014, capaz que en ese momento tenías ese puntaje". Entonces yo saco de mi mochila, porque siempre lo llevo, el papel de cese de mi último cargo donde figura mi puntaje, en ese mismo listado correctamente.

El consejo que me dieron es que fuera a la Institución que regula la lista. Voy, por supuesto, y allí me dicen con la mejor cara de Homero Simpson: "Ups, alguien cometió un error". Un error, que me dejó sin empleo durante todo el año. La angustia y la furia que creía en mi interior era increíble. Le pregunto si lo pueden arreglar y me responden que ¡no!, que solamente me pueden poner en el listado complementario que es aquel que pasa luego de que todos los que están en el listado oficial hayan rechazado el cargo... Claro que, como yo estoy en el listado oficial, aunque con menos puntaje, mejor me convenía no hacer nada y esperar.

Un error humano y se destroza un año de tu vida. Todavía estoy sin empleo. Pero todos los fines de semana voy a buscar empleo. La esperanza es lo último que se pierde. Al menos, estoy en la lista.

Aclaración: estoy hablando de los listados docentes, especialmente de los preceptores, de la Ciudad de Buenos Aires. Y sí, cuando digo Listado 2013-14 es que están dando empleo solo a la gente que se inscribió / recibió en esa fecha. Los nuevos, o sea, 2017, tendrán que esperar varios años a que les llegue el turno.


Segundo round: Cuando descubres que una cuenta en Facebook tiene tu cara.

Esto seguro que se enteraron porque lo compartí en las redes del blog para pedir ayuda. Voy a resumir lo más que pueda: una compañera de la escuela descubre que una cuenta falsa está usando dos fotos mías de perfil. Entre todos denunciamos la cuenta y la misma se cierra. El hecho es que me dio escalofríos. No pude dormir bien por una semana. Tenía miedo de salir de casa y que me confundieran con esa persona que publicaba cosas políticas bien pelotudas.

Esto me hizo reflexionar que tan endeble es la seguridad de Facebook, una red social que todo el mundo usa. ¿Quién robó mis fotos lo hizo al azar? ¿O con una segunda intención? No lo sé, jamás lo sabré. Pero me pareció espeluznante. Lo peor, es que al publicarlo en las redes del blog, me comenzaron a llegar mensajes de gente que pasó por hechos similares. O sea, es moneda corriente en Face. Me dieron muchas ganas de eliminar mi cuenta. Pero como no puedo, no solo por el blog, sino porque es un canal primordial para comunicarme con mi BookSquad, lo único que hice fue borrar todas las fotos de perfil. Ahora soy un anime, levemente guarda relación con mi imagen real.

Después de encontrar mis datos en Google, porque toda persona empadrona tiene su DNI, dirección y otras cosas públicamente; me di cuenta de que todo es al pedo. No hay forma de tener privacidad en Internet. Así que solo trato de no pensar en eso.

Tercer round: Cuando los chorros de todo el país te tienen en un radar.

Yo no sé si tengo cara de boluda o un cartel fijo que dice que me roben. Pero como seguro sabrán si están hace rato leyendo el blog, que esta no es la primera vez que les voy a contar sobre un robo. Esta vez, por suerte (¿o desgracia?) infructuoso.

Estaba en el tren Sarmiento, sentada leyendo un libro y con mi cartera beige en el regazo. La tenía sujeta de una correa, había gente parada en el pasillo, iba a un evento con tiempo suficiente como para no estar a las corridas. En definitiva, me sentía a salvo.

Pero, en ese momento, un tipo de unos treinta a cuarenta años, me agarra la mochila y tira corriendo para bajarse en la estación de Morón. La cinta es larga, pero no tanto. Del envión, me caigo de costado arrastrando en mi paso a la señora que estaba parada en el pasillo. La señora se cae, literalmente sobre mi brazo (el que sujetaba la correa) y me desvía el dedo índice (tranquilos, en el momento no sentía gran dolor). Pasajeros que estaban en la puerta del vagón intentan atajar al hombre (que ya había soltado mi cartera al darse cuenta de que era imposible que se la llevara), pero se escapa igual.

La señora que tenía encima estaba muy enojada al principio. Conmigo. Porque la señora iba con su celular y no se enteró del robo en ningún momento. Luego se quejaba de unos raspones en la pierna, por donde la correa de mi mochila le había pasado.

Mi celular voló de la cartera, pero no muy lejos y los pasajeros que estaban sentados del otro lado del pasillo, se preocuparon rápidamente por agarrarlo y devolvérmelo. Momento donde me doy cuenta de que tenía el dedo en una posición antinatural y me empiezo a sentir muy mal, mareada y con ganas de llorar.

El tren intenta cerrar automáticamente las puertas y la gente comienza a llamar a la policía de la estación y alguien pide una ambulancia. La policía llega y me levanta (papelón número mil) y junto con la señora, nos bajan del tren. Llaman a una ambulancia y me atienden, mientras me hicieron las preguntas de rigor sobre el robo.

Me pasan un teléfono (el mío no respondía) y llamo al único número que recuerdo de memoria, el comercio de mi tía, donde pasé muchos años trabajando. Allí les cuento a mis tíos y a los empleados mi drama actual y les pido que le digan a mi hermano que abra mi Facebook y le avise a la organizadora del evento que no iba a poder ir porque me robaron.

Aclaración: A mi hermano no le dijeron bien el nombre de la organizadora, no lo encontró en Facebook, y le escribió a mi BookSquad, pero de manera confusa y diciendo Naty. Claro, las chicas no entendían nada y no sabían quién mierda era Naty o si era la Naty que ellas conocían (que no era yo). En fin, hubo otro mal entendido ahí que no pude resolver hasta que volví a casa a la noche.

Mientras, supuestamente agarraron al tipo. Pero como yo dije que no lo había visto, no me dijeron nada más al respecto. Mi papá, que tiene auto, fue el primero en llegar y logró que me devolvieran mis pertenencias (las que querían guardar como evidencia, porque la señora se había cortado, ¿recuerdan?). Luego se puso a investigar porque quería hacer la denuncia y todo eso, pero yo solo quería irme a casa.

Me entablillaron el dedo y me lo pegaron al dedo de fuck you (el mayor). Estaba agotada y con ganas de llorar. Lo convencí y nos fuimos a casa. Toda mi familia vino a verme y con cara acusadora me dijeron que ya no tengo permiso para viajar sola. Ja. Al otro día me hicieron unas placas y unos estudios para demostrar que no padezco de ninguna secuela (más allá del dedo, que ahora ya está bien). Y parafraseando a Sheldon, "no tengo nada, mi mamá me hizo pruebas".

Aclaración 2: Perdí el libro que estaba leyendo.

Final round: Si sos pobre, no somos amigos.

Al parecer, a mis compañeras de Instituto no les llegó por Whatsapp el audio de la "cheta de Nordelta". Estoy unida (contra mi voluntad) a varios grupos de "Compañeros Unidos para Recibirnos" y cosas así. Se supone que son un lugar para despejar dudas, comentar las respuestas correctas y avisarnos si falta algún profe, pero como todos los grupos de Whatsapp en algún momento se desvirtúan. Así que tengo apagadas las notificaciones y solo los reviso de vez en cuando.

Pero, cuando un grupo de chicas con las que suelo reunirme para realizar trabajos empiezan a hablar sobre juntarnos para dar finales en Noviembre, les escribo y les digo que me interesa. A lo que me responden que, cuando acordaran un día, me avisaban. Me pareció extraño, porque momentos antes lo estaban hablando por el grupo, pero bueno, lo dejé pasar.

Minutos más tarde, las mismas chicas, hacen la misma propuesta en otro grupo del Insti, diciendo que iban a armar un grupo especial para los finales. Empezaron a unir gente y a mí nunca. Así que, le mandé por privado un mensaje a la chica con la que me sentía más cercana, y le pregunto qué onda, si me parecía a mí o la abeja reina del grupo me estaba dejando de lado a propósito.

A lo cual recibo la siguiente respuesta, más o menos textual: "No queremos que te sientas mal, por eso no te invitamos." Ellas se reúnen en una cafetería super cara y usan las netbooks personales, no las que daba el estado, como yo. "Sabemos que la pasas mal y no queremos que te sientas sapo de otro pozo." Decir que esto me cayó mal, es poco. Yo le dije que no había problema, porque me pareció que la idea original no había salido de su cabecita.

Así que me salí de los grupos (todos, incluso de los que no tenían nada que ver) y bloqueé a algunos contactos. Pero, antes de bloquear a la abeja reina, le escribí diciendo que la pobretona (yo) se iba a estudiar sola, porque no le gusta juntarse con gente que saca puros cuatros. Cada cual se saca la nota que se saca, pero en ese momento, se me ocurrió mandarle eso. Ahora le escribiría algo como: dejá de teñirte que el agua oxigenada te está afectando. Aunque... tal vez eso sea un poco desubicado.

Voy a ser el tema de conversación del mes. Me van a "sacar el cuero" a cada rato. Seguramente, ya lo hicieron. Pero no me importó, me cansé de ser la boluda a la cual le piden trabajos, resúmenes, libros prestados y que luego no me inviten a estudiar como parte del grupo. De hipócritas, harta.

Aclaración: Si alguien chusmeó mi cuenta de Twitter hoy, me refería a esto.

En fin, que a la mala suerte te terminas acostumbrando.

Y a las malas personas, también.


Para cerrar esta serie de anécdotas patéticas, les voy a contar algo que les sacará una sonrisa: Cuando mi celular voló en el tren, se abrió la tapa y perdí la tarjeta de memoria extra. Me compraron una hace una semana y la puse en el celular, pero...

YO: Me parece que no me la está tomando, intento bajar cosas y nada, dice que no hay espacio.
MI HERMANO: Dame el celu.
Lo agarra, le saca la tapa, saca la tarjeta, la da vuelta y me lo devuelve.
MI HERMANO: Listo.
YO: Mierda.

Porque siempre hay tiempo para parecer una mujer de las cavernas frente a tu hermano menor.

10 comentarios:

  1. Nanny!!!Que mala leche!
    Como te entiendo,la gente del SAD nunca van a hacer su trabajo de buena gana,como si lo hicieran gratis,grrr.
    Me apena tanto que hayas tenido que volver a pasar por esa situación horrible de inseguridad,policia,etc,etc.
    Por último,hiciste bien en salirte de los grupo de esos caretas,porque si te crees superior por ir a Starbuks y escribir en una Mac,que poca materia gris...aguante ser pobretona y usar las net del Estado 😛 (la mia ya no anda,pero en su momento me sirvió un monton)
    Tranqui Nat,ya vendran tiempos mejores.
    Te mando un abrazo gigante y bien apretado
    Beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Nanny, aunque soy una completa desconocida, quiero decirte que lo siento, lamento lo que te sucedió en el robo pero me alegra que la gente te haya ayudado ☺y la señora es medio lenta de la cabeza, no darse cuenta 😟lo que importa es que estás bien 😉 . Sobre porque no consigues trabajo en las escuelas, lo lamento también, sé lo que es que no te den bola y anoten cualquier cosa,cualquier cosa que luego te perjudica 😥es una mierda lo que te hicieron y sería genial ir con uno de esos cuidadores de los boliches qu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que parecen osos e ir a reclamarles que lo arreglen de inmediato ��,es una burla, a mí me sucedió con asistentes sociales, fui para pedir una máquina de coser para mi proyecto y me la negaron y antes de eso me hicieron preguntas sobre el funcionamiento de la máquina y yo no sabía, porque si me daban la máquina yo iba a aprender a coser y no me dieron, se me cayó un sueño y no volví más y después por un estudio de alta complejidad, la asistente social me dijo que la asistente que íbamos a ver para que nos ayudara ,no se encontraba y después supimos que esa era la asistente que nos tenía que atender ��.En fin,es horrible Nanny, pero hasta que lo arreglen, porque lo van a tener que hacer,no te pongas mal que de seguro pronto consigues trabajo 😉.

      Eliminar
    2. En cuanto a Facebook, lo siento mucho y me alegro que le hayan cerrado la página.Esto lamentablemente siempre pasó desde que abrieron los chats en los celulares y después Messenger de Hotmail y Yahoo y muchos más y sigue ocurriendo,sobre todo en Europa, a varias amigas les robaron la cuenta y escriben en su nombre, por suerte varias las recuperaron y la mayoría decidió ser como yo,invisible,no tengo fotos en las redes ,solo de mis pinturas, porque Facebook me obligó tuve que poner mi nombre verdadero e información verdadera (por eso mi nombre es muy larfgo junto con mi seudónimo) porque si no lo hacía me eliminaban y ocurre en toda Internet.

      Eliminar
    3. Y en cuanto a lo de los grupos ¡quienes se creen que son!he conocido a mucha gente así (lamentablemente) y lo gracioso es que jamás progresan en la vida y no logran nada y todo lo que te hacían sentir era su falta de autoestima ,odio a esa ¿gente?

      Eliminar
  3. Hola Nanny!
    Me dio una bronca barbara el que te pusieran cualquier puntaje y encima no te lo arreglen. Igual creo que tiene que haber una solucion, no te pueden dejar asi por que si.
    Y por suerte el robo no fue a mayores, aunque que ladron tan bobo tenia una tarada distraida con el celular. Se lo hubiera manoteado a ella XD (eso fue cruel).
    Espero que te recuperes del dedo y que tu familia no te saque el salir sola.
    ¡Fuerzas!

    ResponderEliminar
  4. Hola Nanny :)
    Dios, si que he estado perdida mucho tiempo de blogger, demasiado tiempo (creo que eso no venia al caso pero extrañaba visitar tu blog)
    No te preocupes Nanny, todos tenemos demasiada mala suerte, creo que mi familia la tuvo este año, sobre todo mi mamá, mi hermano y yo, no fue un poco mal este año, pero somos positivos, de que algo mejor vendrá después y creo que así es para todos, así que no te desanimes, por cierto, ya extrañaba tu blog, creo que eso ya lo había escrito. Así que no te desanimes, todos en algún tiempo tenemos algo de mala suerte pero ya mejorara.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Nanny!
    La verdad no se por donde empezar. Me da una impotencia la sociedad en la que vivimos... Desde el pelotudo que no hace bien su trabajo, pasando por los chorros y terminando en gente creída que no sirve para nada.
    Lamentablemente te tocó pasar por estas cosas de mierda (porque no se pueden describir en otras palabras), y no se si a esta altura decirte que todo va a mejorar te va a ayudar mucho pero yo siempre creí que a todo vuelve en la vida y las cosas pasan por algo; espero que esta mala racha pase rápido y que lleguen cosas buenas porque las merecés :)
    ¡Te mando un beso enorme!

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Hace tiempo que no pasaba por tu blog, pero aquí estoy de vuelta, hola, hola.
    Eso del puntaje esta horrible, soy de México así que no entiendo muy bien cómo funciona eso, pero aquí los medicos hacemos un examen nacional para residencias que se basa en puntajes, si el sistema se equivocara y te pusiera mal el puntaje terminas haciendo tu residencia en la sierra XD
    A mi nunca me han robado, gracias a Dios, pero sí que he tenido que correr un par de veces.
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!