Nanny Books: EDUM #37: Rompiendo con un libro
-->

martes, 15 de abril de 2014

EDUM #37: Rompiendo con un libro


En el "Espacio de un Martes" de hoy, les traigo la consigna: Rompiendo con un libro. El martes pasado vimos qué personajes integrarían mi familia si salieran de un libro. Esta vez, les traigo diez razones que hacen que quiera tirar un libro contra la pared (luego termino recogiéndolo del piso para continuar leyendo) o abandonando la lectura (no suele pasar a menudo) o excluyéndolo para siempre de mi biblioteca (se los regalo a mi prima). Pues bien, aquí va:
  1. Triángulos amorosos: Y me perdieron para siempre, lo juro. Si el triángulo amoroso es de chico-chica-chico, lo acepto si la protagonista no se pasa de histérica, pero si es de chico-chica-chica, no hay vuelta a atrás, abandono o pierdo el interés de inmediato. ¿Por qué? Pues en realidad, se basa en el hecho de que cuando el triángulo lo protagoniza la chica, no hay daños colaterales, generalmente ocurre por indecisión o malos entendidos (no es que la chica se busque realmente dos novios). En cambio, cuando el triángulo lo protagoniza el chico, resulta forzado que el autor (o autora) nos haga creer que en realidad ama a la primera y que solo jugaba con la segunda, ¡pero que nunca la tocó! Oh, vamos, no pueden creer que seamos tan ingenuas... ¿O si lo creen? Mmmm...
  2. Amor más amor más amor es igual a indigestión: Un poco de romance está bien, pero cuando la historia se pasa de romántica y todo lo que ocurre alrededor no pasa de excusa barata para mostrar a la pareja dándose arrumacos en cada página... Oh, por favor, creen un argumento que no sea coqueteo de la página 1 a la 50, besos inocentes de la 51 a la 100 y besos fogosos de la 101 a la 150 (y no continúo, eh!). No es que no me guste el género romántico, pero hay romance y "romance".
  3. Finales felices aunque no deberían serlo: Cuando la historia pinta que van a terminar todos muertos, pero no, por arte de magia se salva solo la pareja, se nota el intento de final feliz forzado. Si tu personaje está enfermo, déjalo morir. Si lo ha atravesado una lanza tirada por un orco, déjalo morir. Y si se ha suicidado, ¡déjalo morir!. Si llegó a ese punto, es porque debe morir, no tuerzan el argumento para que quede más vendible.
  4. Las sagas que parecen no terminar nunca: Los tres libros que habían planificado ya se han vendido, el autor va y crea una cuarta parte para seguir vendiendo... Y luego la quinta porque el final quedó abierto. Y luego una saga paralela con personajes secundarios o con otros personajes pero en el mismo libro. Y cuando ya todo acabó... ¡No! Sacan otro libro como un "diez años después". Y ni decir de cuando ocurren cambios de autores, pero la saga continúa.
  5. Acción y corte: Cuando la narración está en su punto más intenso, el autor cambia súbitamente de tema, pasando de capítulo, para crear "suspenso" y retoma luego la narración del punto anterior muchos capítulos después. Automáticamente me decepciona. En algunas obras pueden perdonarse porque se cuentan dos aventuras diferentes y se van alternando... Pero cuando no hay ninguna otra cosa importante que contar... No lo hagas.
  6. Finales para sagas: Y no me refiero a los típicos finales abiertos, no no. Hago mención de cuando apresuran un final en tan solo un par de líneas, para dejar "ahí", así se continúa en otro tomo... Porque un final abierto, no deja de ser un final... ¿Pero solo unas líneas sueltas como promesa de continuación? Eso canta el interés en vender.
  7. Libros mal hechos: Refiriéndonos a la encuadernación del ejemplar o a las portadas feitas (esas que escondemos en lo más oscuro de la biblioteca para que nadie ni de casualidad los vea). Es muy feo estar leyendo un libro que tiene hojas casi transparentes (generalmente, las ecológicas), mal tamaño de fuente (muy chica o exageradamente grande), interlineados diminutos o irregulares, hojas que se sueltan de la encuadernación, portadas que no tienen nada que ver con el libro, re edición cada vez más baratas o novelas que pertenecen a una saga pero tienen estilos de lomo/portada discontinuos. Terrible (en especial lo último). Y no sigo, pero hay más, seguro que a ustedes se les ocurre unas cuantas.
  8. Leer sobre terror y que te aparezca un hada: O una novela romántica y que te aparezca un mafioso de las Vegas. Nadie puede explicar realmente cómo se mezclaron las cosas, y luego de que se le da unas páginas al suceso, pronto se trata de olvidar el asunto volviendo al tema principal. No es así, esas hojas de relleno quedan en la mente del lector y le dan náuseas. Muy mal, escritores, muy mal.
  9. Demasiada descripción, mucho dato histórico y nada de argumento: A solo que se trate de hacer una nueva interpretación de Odiseo, no me relateís en un capítulo entero sobre cómo se ve el cuadro que mira la protagonista y no dejes que piense en ello durante otros dos capítulos, detallando cada giro en la historia del pobre hombre que no conseguía volver a su casa... Porque me dan más ganas de leer la Íliada y la Odisea, que de seguir leyendo tu libro romántico.
  10. Libros que causan furor y del cual todo el mundo es fan: Cuando salió cierta obra del vampiríto rico y rubio (no hablo de Lestat), todo el mundo se hizo fan de la juvenil romántica... Años después, esconden esa saga en lo más profundo del suelo de sus casas y bloguean sobre que es horrible. Vamos chicas, disfrutaron la lectura, yo lo recuerdo... Tú me la recomendaste después de todo, jajaja. Así que desde entonces, prefiero dejar un buen tiempo antes de leer una novela que anda todo el día dando vuelta en las redes. Ayer fue la chica del arco y sus juegos peligrosos, hoy es la chica que no puede ser controlada y su novio con cuatro miedos... ¿Mañana también esconderán las obras en el piso? Mmmmm....
¿Cuáles son las razones que te harían abandonar un libro?

18 comentarios:

  1. Muy de acuerdo en muchos puntos: como el exceso de amor, el demasiados datos y descripción pero poca historia o los finales felices forzados.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. yo normalmente suelo mirar la sinopsis para ver que tal. aunque casi muchos juveniles ya empiezan a ser lo mismo, que si otros mundos, que si futuristas romanticos, etc.
    y lo que mas odio de los libros son los excesos. empece a leer uno, no recuerdo cual ahora mismo, que decian que estaba bien, y no pude pasar del primer capitulo, estaba todo el rato poniendo detalles de cada cosa, que si el rio era de tal color, que si las montañas de otro, que si hacia un aire noseque.. intente seguir pero no pude. Dx
    besitoos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excesos! Palabra clave, jajaja. Hoy en día es terrible.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo sobretodo en la 9, con la saga Eragon morí porque era en plan: 3/4 de libro descripción, 1/4 libro acción. También odio cuando el autor ya no sabe qué meter y mete algo que te quedas: WTF? ¿crees que esto tiene lógica? ¿Qué película te estás montando?

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eragon me da gracia, porque cada vez que llegas a las páginas finales, donde escribe el autor sus agradecimientos, habla de "trilogía", jajaja.
      Abrazos.
      =)

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Yo no suelo abandonar muchos libros pero si lo hago es porque se ha vuelto aburridooooo :/

      Eliminar
    2. ¡Totalmente de acuerdo!
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Wow, muy buena explicandote y expresandote, me encantó la entrada, concuerdo demasiado contigo ;)

    ResponderEliminar
  6. Sos muy genia, Nanny!
    Los triangulos me embolan la mayoría de las veces. Mucho amor desenfrenado y empalagoso me asquea. Finales felices porque sí también... che soy toda una mala onda. No pero posta, últimamente me van los finales realistas y si se muere gente, mejor.
    Las sagas eternas me generan pereza y bronca al autor. Y no es por criticar a la creadora de los cazadores de sombras pero me parece que la señora está lucrando demasiado con eso.
    Libros condiciones muy chotas y que salen un ojo de la cara es lo pero que puede pasar. Me da bronca siempre.
    Y libros de moda que después se convierten en la oveja negra de la literatura hay por todos lados. Es muy cierto lo que decís. Yo insisto que mi problema con Crepúsculo no son los libros, sino las películas y el fandom. Bueno y un poco el triangulo protagonista que dan ganas de cortarles la cabeza a los tres. Pero a mí los libros me gustaron en su momento y por eso ahora me los estoy comprando, sí ahora cuando todos se los quieren sacar de encima!

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Concuerdo con lo de Crepúsculo, las primeras películas no me gustaron, pero de alguna forma no puedo evitar verlas (solo para repetir los diálogos junto con los personajes -es una adicción-). Lo que realmente no me gusta de esa saga es Bella, y fin. Jajaja.
      Las sagas eternas son un dolor de bolsillo y de cabeza. No las soporto.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Interesante....
    La verdad es que me pasa un montón de esas cosillas. Como lo que tiene que ver con las descripciones. Es que se llevan 500 paginas en como se veia el perro en vez de contarte que hizo el perro. Y claro que la ultima si que me ha pasado con muchisimos libros. En este momento estoy con el de Vampire Academy y el de Bajo la misma estrella , es como un estado de negación o algo por el estilo. jaja

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, es terrible. Las descripciones hay que saber manejarlas, de lo contrario arruinan al libro.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. jajajajaja Lo has clavado XD Me siento identificada con cada punto.

    Y también añadiría que, en ciertos libros, las descripciones son muy pobres. Eso me molesta. Que te digan que la protagonista es rubia y de ojos azules no nos dice mucho, verdad? Porque con esa descripción tenemos miles de chicas iguales.

    Precisamente hace unos días empecé a leer Divergente porque todo el mundo hablaba del libro y también porque la película está al caer, y sinceramente, es más bien normalito, no sé por qué le dan tanto bombo...

    Me suelen gustar mucho tus entradas y reflexiones, sobretodo las de este tipo.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces voy a hacer este tipo de entradas más seguido! Jajaja.
      Es verdad, cuando escasea la descripción también es un problema, pero el tema con ello es que, en realidad, es un recurso psicológico, al no haber descripciones físicas abundantes el lector puede identificarse mejor con el personaje y el entorno, proyectando sensaciones y adquiriendo la ficción como parte del inconsciente.
      También sirve para vender más.

      Abrazos.

      Eliminar
  9. Me he identificado con los puntos 2 y .

    Excesiva descripción innecesaria y romance que causa diabetes.

    PD: Estoy de acuerdo con "Nuemiel La Habitación Azul" cuando haces entradas como estas es cuando mas visito el blog. =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...