En mi estantería #39

domingo, 24 de noviembre de 2013

"En mi estantería" (el típico IMM) es una sección en donde se colocan fotos de los libros que compré, me regalaron, prestaron o intercambiaron. En esta oportunidad, les traigo una compra rapidísima que hice ayer por la tarde. Siempre les digo que deben revisar los negocios de compra y venta de libros, a veces te puedes sorprender con las novelas maravillosas que se esconden allí. Por ejemplo, ayer compré los cinco libros que ven en la imagen a tan solo $100. ¿Se imaginan? No se puede entrar a una librería y salir con cinco libros por tan poco. Así que les aconsejo caminar las ferias de usados en busca de oportunidades. Pero bueno, vamos por los libros:

  • Los crímenes de la calle Morgue de Edgar Allan Poe, Need.

Edgar A. Poe (1809-1849) es uno de los más importantes escritores norteamericanos. Fue militante del romanticismo y también, influenciado por el positivismo, inauguró el relato policial clásico. Los crímenes de la calle Morgue (1841) es precisamente el primer texto donde se expone su teoría analítica, aplicada al descubrimiento de un misterioso asesinato y contrapuesta al método de la policía, que peca de ser demasiado profundo. Aquí se delinean los rasgos del detective lógico, que más tarde tomaría como propios el célebre Sherlock Holmes, de Conan Doyle.
  • Cinco pepitas de naranja de Arthur Conan Doyle, Editorial Andres Bello.
Cuatro intrincadas y misteriosas narraciones de Arthur Conan Doyle, enlas que -como es característico en el autor- contrasta fuertemente la personalidad del brillante detective Sherlock Holmes con la del doctor Watson, el cronista bonachón y sobrio que relata sus aventuras. Cinco pepitas de naranja, El mendigo de la cicatriz, El carbuncio azul y La banda moteada nos llevan a conocer la verdad a través de insólitos métodos, guiados por las frías deducciones del sagaz investigador, un inglés "alto, flaco, de cráneo claramente dolicocéfalo, de rostro afilado y vivaz, enmarcado por el cubreorejas de su gorra de viaje...".


  •  Amadís de Gaula de Anónimo, Losada.
La literatura caballeresca, iniciada gloriosamente en España con la presente obra: Amadís de Gaula y cerrada definitivamente con el Quijote, llena un ciclo fundamental de la cultura europea. Se desconoce la fecha de su primera redacción y el nombre de su autor; quizá fuera escrita a finales del siglo XIII o a comienzos del XIV. Con seguridad, el Amadís de Gaula fue circulando y su popularidad creciendo en refundiciones sucesivas hasta convertirse en la culminación de la influencia artúrica en España, y el modelo principal de los libros de caballerías del siglo XVI.

  • Pandora (Nuevas historias de los vampiros #1) de Anne Rice, Ediciones B.
El vampiro novel Davida Talbot invita a Pandora, su igual, a rememorar sus casi dos mil años de existencia. Pandora inicia su relato remontándose a su infancia como mortal en el seno de una familia de patricios romanos para adentrarse luego en su vida de adulta, durante la cual tuvo que huir precipitadamente de Roma, víctima de las intrigas, y buscar refugio en Antioquía, donde acabó subyugada por la mordedura de su gran amor, Marius. Así fue cómo Pandora resucitó en el reino de la vida tras la muerte y se embarcó en un viaje fascinante a través de los tiempos. Anne Rice inicia la serie Nuevas historias de los Vampiros, que desarrollará a los personajes secundarios de su serie anterior. Pandora es una obra ideal para iniciar a nuevos lectores en el inquietante mundo de Anne Rice.
  • Orgullo y prejuicio de Jane Austen, Gradifco.
Los errores ayudan a aprender y a madurar. Esto debió pensar Jane Austen al colmar sus novelas de mujeres que saben superar las diversas dificultades con las que se encuentran para llegar a la plena madurez. Las hermanas Bennet, hijas de un matrimonio con una perturbadora situación económica a futuro, se encuentran ante la dicotomía de la placentera vida que el romance les promete y el rechazo de una sociedad que las enfrenta, fruto del prejuicio. Es justamente por esa ruptura, por esa denuncia que hace la novela, que Orgullo y prejuicio resulta una lectura necesaria y por lo que se convirtió en una base importante del romanticismo inglés.
Como verán, sigo coleccionando mis clásicos, y no tan clásicos, autores favoritos. Un nuevo libro para la estantería de devoción a Sherlock Holmes, la novela que me faltaba en la colección de Rice, otra obra de Austen que, si bien ya había leído, no la tenía en físico. Un poco de Poe para sumar a la biblioteca y para cerrar, el Amadís que tengo que leer para Historia de la Literatura.

5 comentarios:

  1. ¡Me encantan!*-* Y a muchos les tengo unas ganitas...>.<
    ¡Disfruta de las lecturas! (:
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  2. jej me imagino el tamaño de tu estantería!!! (o mejor dicho estanteriassss)
    seria bueno que algún día subas un vídeo o una foto mostrando todos los libros que tenes hasta ahora

    ResponderEliminar
  3. Los cuatro relatos mencionados de Sherlock Holmes los leí pero en una recopilación de 12 relatos. Son muy buenos, amo a Sir Arthur Conan Doyle y su increíble mente para crear crímenes y resolverlos de manera tan lógica.
    ¡Saludos! Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  4. Tengo la misma edición de Orgullo y Prejuicio, es muy linda.
    Yo también estuve chequeando librerías usadas y traje a mi estantería buenos libros a precios muy bajos.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!