Nanny Books: En mi estantería #38
-->

sábado, 16 de noviembre de 2013

En mi estantería #38


¿Notan algo distinto? Sí, si. In my mailbox (IMM) pasa a llamarse En mi estantería (EmE) ¿Por qué? Solo para "traducirlo" y "adaptarlo" un poco. Sin embargo, la consigna sigue siendo la misma: cada vez que les regalen un libro, se lo presten o se lo compren, se publica una entrada con fotos de esos ejemplares para compartir futuras lecturas. Hoy les traigo los libros que me regalaron en la reunión con Penguin Random House. Además, ¡me dieron una tacita preciosa de MeGustaLeer.com.ar!

  • El Aleph de Jorge Luis Borges, De Bolsillo. 213 páginas.

"Vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Aleph la tierra." La mayoría de los cuentos reunidos en este libro pertenecen al género fantástico. Algunos surgieron a partir de crónicas policiales, de pinturas o simplemente de la visión de algún conventillo; otro explora el efecto que la inmortalidad causaría en los hombres; hay una glosa al Martín Fierro, sueños sobre la identidad personal y fantasías del tiempo. El cuento "El Aleph", publicado por primera vez en 1945, aborda uno de los temas recurrentes en la literatura de Borges: el infinito. Porque en esa esfera resplandeciente confluyen de un modo asombroso todos los tiempos y todos los pesacios.
  • Ficciones de Jorge Luis Borges, De Bolsillo. 221 páginas.

"Pensé en un laberinto, en un sinuoso laberinto creciente que abarcara el pasado y el porvenir y que implicara de algún modo los astros." Ficciones es quizás el libro más reconocido de Jorge Luis Borges. Entre los cuentos que se reúnen aquí hay algunos de corte policial, como "La muerte y la brújula", otros sobre libros imaginarios, como "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius", y muchos pertenecientes al género fantástico, como "Las ruinas circulares" o "El Sur", acaso su mejor relato, en palabras del mismo autor. Está compuesto por los libros El jardín de senderos que se bifurcan  (1941) y Artificios (1944), considerados piezas fundamentales del universo borgeano.
  • El libro de arena de Jorge Luis Borges, De Bolsillo. 159 páginas.

 "Me dijo que su libro se llamaba El libro de arena, porque ni el libro ni la arena tienen ni principio ni fin." El primero de los cuentos reunidos aquí retoma el tema del doble: los protagonistas de "El otro" son lo bastante distintos para ser dos y lo bastante parecidos para ser uno. "Ulrica" es la historia de un amor efímero. "El Congreso" describe una empresa tan vasta que se confunde con el cosmos y con la suma de los días. "Undr" y "El espejo y la máscara" son relatos sobre literatura seculares que constan de una sola palabra, mientras que otras piezas imaginan objetos inconcebibles como un libro de infinitas páginas; un volumen impredecible y a la vez monstruoso: el libro de arena.

  • El cuaderno de Maya de Isabel Allende, De Bolsillo. 443 páginas.

Un pasado persiguiéndola. Un futuro aún por construir. Y un cuaderno para escribir toda una vida. "Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisquillosa, nacida en Berkeley, California, pasaporte estadounidense, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo. Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nueve meses para pensarlo. En hindi, maya significa "hechizo, ilusión, sueño". Nada que ver con mi carácter. Atila me calzaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto."
  • Trifonia y Baldomero por Tute, Sudamericana. 192 páginas.

Trifonia es una vaquita de San Antonio y Baldomero un bichito bolita. Trifonia empezó caminado en la nariz de Tutum, amigo de Batu, y decidió quedarse en la tira para siempre. Baldomero es la media naranja de Trifonia. En palabras de su autor: "Me encanta poder trasladar las conductas, las problemáticas humanas, a lo más chiquito que te puedas imaginar: dos insectos. La vida de pareja en dos insectos". La línea recta por la que ambos caminan es, según el autor, una metáfora del horizonte y la recorren como a la vida misma. Hay pozos, montañas, se encuentran con cosas, piedras, obstáculos, hasta con un un elefante. Y, ellos, dos pequeños insectos, tendrán la fuerza necesaria para seguir adelante.
  •  Dune (Dune #1) de Frank Herbert, De Bolsillo. 702 páginas.

Arrakis: un planeta desértico donde el agua es el bien más preciado, donde llorar a los muertos es el símbolo de máxima prodigalidad. Paul Atreudes: un adolescente marcado por un destino singular, dotado extraños poderes, abocado a convertirse en dictador, mesías y mártir. Los Harkonnen: personificación de las intrigas que rodean el Imperio Galáctico, buscan obtener el control sobre Arrakis para disponer de la melange, preciosa especia y uno de los bienes más codiciados del universo. Los Fremen: seres libres que han convertido el inhóspito paraje de Dune en su hogar, y que se sienten orgullosos de su pasado y temerosos de su futuro. Dune: una obra maestra unánimamente reconocida como la mejor saga de ciencia ficción de todos los tiempos.

¡A esta novela me la ha recomendado un amigo hace mucho tiempo y ahora por fin la podré leer! Podríamos decir que es un Juego de tronos intergaláctico o un Star Wars de la fantasía. Le tengo muchísimas ganas a esta novela y le apuesto todo.



  • El hijo de Neptuno (Los héroes del Olimpo #2) de Rick Riordan, Montena. 460 páginas.

Tres amigos. Una misión de locos. Y un enemigo con poderes sobrehumanos. ¿A qué juegan los dioses del Olimpo? Gea, la madre Tierra, está despertando a un ejército de monstruos para acabar con la humanidad... y ellos se entretienen mareando a los semidioses, los únicos que pueden derrotar sus perversos planes. Ahora han mandado a Percy al campamento Júpiter casi sin recuerdos y con la inquietante sensación de que él, el griego, es el enemigo. Por suerte, contará con el apoyo de Hazel, una chica nacida hace más de ochenta años, y de Frank, un muchacho que todavía no sabe muy bien cuáles son sus poderes (ni si los tiene). Juntos deberán emprender una peligrosa expedición para liberar a Tánatos, el dios de la muerte, de las garras de un gigante...
Vale, este es el segundo tomo de la saga... Y no tengo el primero... Así que ya veré que hacer al respecto...
  • Esmeralda (Rubí #3) de Kerstin Gier, Montena. 491 páginas.

"¿No podríamos seguir siendo amigos?" Seguro que muere un hada cada vez que en algún lugar del mundo se pronuncia esta pregunta... Pero el perfectísimo Gideon de Villiers -a quien Xemerius prefiere llamar "el innombrable"- no tiene suficiente sensibilidad ni para pensar en las hadas ni para dejar de pisotear mi corazoncito. Si no fuera porque cuando lo miro se me corta la respiración y me tiemblan las piernas, le hubiese dado un bofetón que lo habría mandado directo al siglo XIX sin necesidad de cronógrafo... En lugar de hacer eso, solo lo fulminé con la mirada y me alejé. Al fin y al cabo, éramos los dos últimos viajeros en el tiempo y en pocas horas saltaríamos juntos a 1782 con una misión de vida o muerte...
  •  Cosas de brujas de Brittany Geragotelis, Roca Editorial. 286 páginas.

Hadley Bishop es descendiente directa de la bruja más poderosa y conocida de todos los tiempos. Pero también es una adolescente que tiene las preocupaciones que corresponden a una chica de su edad: estar linda, ser popular y salir con chicos. La diferencia con cualquier otra joven radica en que ella lo tiene todo al alcance de la mano (o de la varita). ¿Le gusta el modelito que lleva una famosa en la revista? Lo hace aparecer en su talle. ¿Granos en la cara? Desaparecen con la rapidez del rayo... Es además una alumna avanzada de las clases de hechizos a las que asiste después de su jornada en el instituto. Sin embargo, algo está a punto de suceder que hará que Hadley deje las frivolidades a un lado y se dé cuenta de lo peligrosos que pueden ser sus poderes. Su madre desaparece y ella descubre que detrás de este hecho está el mismo aquelarre que ya traicionó a su tatarabuela en el pasado, cuando Salem se convirtió en un infame nombre para brujas y hechiceros. Todos los adultos están en peligro y Hadley es la única que puede proteger a los pequeños brujos que componen su propio aquelarre y prepararlos para el ataque que se avecina...
  • Doctor sueño de Stephen King, Plaza Janés. 601 páginas.

 Stephen King vuelve al mundo de El resplandor, una de sus novelas más queridas y emblemáticas. Ahora Danny Torrance, aquel niño aterrorizado del Hotel Overlook, es un adulto alcohólico y sin residencia fija que va de ciudad en ciudad atormentado por sus visiones y por los fantasmas de su infancia, a los que ha aprendido a controlar pero permanecen en su mente. Un día se siente atraído por una ciudad de New Hampshire; alí encontrará trabajo en una residencia de ancianos y acudirá a reuniones de Alcohólicos Anónimos. En ese lugar le llega la visión de Abra Stone, una niña que necesita su ayuda: la persigue una tribu de seres paranormales que vive del resplandor de los niños especiales. Parecen personas mayores y totalmente normales que viajan por el país en sus autocaravanas, pero su misión es capturar, torturar y consumir a estos niños. Se alimentan de ellos para vivir y el resplandor de Abra tiene tanta fuerza que los podría mantener vivos durante mucho tiempo. Danny sabe que sin su ayuda Abra nunca conseguiría escapar de ellos; juntos emprenderán una lucha épica, una batalla sangrienta entre el Bien y el Mal, para intentar salvarla a ella y a los demás niños que sacrifican.
  •  El océano al final del camino de Neil Gaiman, Roca Editorial. 236 páginas.

Por el autor de American Gods y Coraline, ganador de los premios Hugo, Nébula, Locus y Bram Stoker. "-No sé. ¿Por qué crees que le tiene miedo a algo? Es una adulta, ¿no? Y los adultos y los monstruos no tienen miedo. -Oh, los monstruos sí que tienen miedo -dijo Lettie-. Por eso son monstruos. Y en cuanto a los adultos... -Dejó de hablar y se frotó su pecosa nariz con un dedo-. Te voy a decir algo muy importante: por dentro, los adultos tampoco parecen adultos. Por fuera son grandes y desconsiderados, y siempre parece que saben lo que hacen. Pero por dentro, siguen siendo exactamente igual que han sido siempre. Como cuando tenían tu edad. La verdad es que los adultos no existen. Ni uno solo, en todo el mundo. -Se quedó pensando un momento. Luego sonrió-. Solo mi abuela, claro está."
  • American Gods de Neil Gaiman, Roca Editorial. 558 páginas.

Ganador en 2002 de *Premio Hugo *Premio Nébula *Premio Locus *Bram Stoker a la mejor novela. "Una fantástica novela... Con un engranaje tan perfecto como el de un reloj, pero que se lee con una suavidad como la de la seda o el chocolate derretido." Independent. "Una novela que te deja con la boca abierta, terroríficamente épica, empapada de metáforas y símbolos. Gaiman es a la literatura lo que Antoni Gaudí fue a la arquitectura." Midweek. "Gaiman tiene una rica imaginación... y la habilidad para dominar los grandes temas." Philip Pullman. "Oscuro, divertido y un alimento para el alma." Michael Chabon.
Y eso es todo. Hoy o mañana estará la reseña de La cura mortal (Maze Runner #3) de James Dashner y Trifonia y Baldomero de Tute, que me leí ayer a la noche. ¿Qué les parecen los libros? Todos tienen una pinta estupenda y hay para todos los gustos.

6 comentarios:

  1. Me muero, que envidia. Esmeralda, Doctor sueño, están preciosos y son tantos. Muy buena idea el de traducirlo.

    ResponderEliminar
  2. Jope! Cómo quisiera estar en tu lugar! Vas a reuniones y te regalan libros y todo :(
    Te envidio, pero sanamente! Disfrútalos!
    jaja

    ResponderEliminar
  3. Yo todavía tengo El Héroe Perdido por leer así que todavía no tengo El Hijo de Neptuno, Esmeralda lo he leído y es precioso.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Esmeralda e Hijo de Neptuno *____*

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  5. Me dejaste con muchas ganas de leer Dune, y los de Neil, se ven increíbles e interesantes, no espero a leerlos. Los de Rick Riordan todos geniales, te sugiero todos, y los que va a publicar.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...