El beso de la mujer araña de Manuel Puig

domingo, 17 de marzo de 2013


Dos hombres muy diferentes, que sufren la injusticia de un mismo orden represivo, se encuentran encarcelados juntos. Ésta es la historia de Valentín Arregui Paz, ideólogo y aspirante a revolucionario, quien se halla encerrado en la celda de una prisión argentina con Luis Molina, decorador de vidrieras, homosexual y aspirante a femme fatale. Escrita en 1976 y prohibida de inmediato en la Argentina, El beso de la mujer araña ha sido considerada por la crítica como una de las mejores novelas de Manuel Puig.

Ayer durante el viaje de regreso de la segunda reunión del Encuentro Anual “Libros y Maestros” terminé de leer la novela El beso de la mujer araña. Su estilo es único: está escrito enteramente en forma de diálogo, por lo tanto, los escenarios, el tiempo, las acciones son descriptas en las conversaciones. El argumento es muy interesante, dos hombres totalmente diferentes se encuentran encerrados juntos en una celda. Para pasar el tiempo, uno de ellos, Molina (quien es marcadamente homosexual) comienza a narrar las historias de las películas que vio para entretener a su compañero y así pasar el tiempo. El revolucionario Valentín, se muestra un poco alejado al comienzo, pero pronto se logra saber acerca de su pasado. Sin embargo, quien más destaca en protagonismo es Molina, ya que la mayoría de los diálogos son suyos, y la acción se arremolina en él.
Hay varias temáticas en la obra, la homosexualidad, la dictadura, la revolución, la ética, el arte y la estética, la filosofía y la psicología. Son varias las notas al pie de página que encontraremos con anotaciones acerca de teorías acerca del posible origen de la homosexualidad y del comportamiento natural que evolucionan. Sin embargo, no debe tomarse como discriminativo, sino más bien como un ensayo sobre la bisexualidad. Y es que Valentín, aunque al comienzo se presenta como una amante de las mujeres, un revolucionario guerrillero que se ríe de Molina, poco a poco va tomándole cariño hasta acabar en una relación amorosa.
A la mitad del libro, el papel tranquilo de narrador de historias se interrumpe, y es que durante los diálogos comenzamos a leer los pensamientos de los personajes, lo que nos muestra un cariz de ellos que no podíamos ver en la conversación. Molina parece tener un fondo muy profundo cuando es llamado por las autoridades del penal a espaldas de Valentín.
En el final de la novela, hay un intercambio de papeles tan importante que cierran con el significado de la obra. ¿Qué puede hacer un hombre por amor?

Dedicado para un público adulto amante del género, El beso de la mujer araña simboliza una época histórica-social argentina y el pensamiento de Puig sobre la sexualidad del hombre moderno.



2 comentarios:

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!