Cómo presentar un manuscrito a una editorial

domingo, 10 de marzo de 2013

Creo que ya anteriormente he escrito bastante sobre los retos de ser un escritor y el trabajo arduo que implica. Hoy te traigo algo mucho más especial: un par de consejos para presentar tu manuscrito a las editoriales.

Imagen de alphaone666.deviantart.com
No es escribas con intereses mayores que el propio placer de escribir.
Dedícate a tiempo completo, o al mayor tiempo que puedas, a tu nuevo oficio de escritor.
El libro necesita tiempo, piénsalo como un pastel, si te apuras a ponerlo en el horno y a sacarlo, subiendo demasiado la temperatura para este fin, no va a elevar lo suficiente. Con las historias pasa lo mismo, necesitas sentirla, explorarla y darle vida a tus personajes.
Cuando consideres que ya no le falta más nada a tu manuscrito, déjalo enfriar. Ve a ver una película, has vida social y tomate unas vacaciones.
Luego de un tiempo, vendrá el momento de revisarlo por completo.
Deberás editar aquellas partes que no te convenzan o te parezcan redundantes.
Tendrás que corregir las faltas ortográficas, gramaticales, tipográficas, de expresión y de puntuación. Te conviene estudiar los aspectos básicos al respecto o pedirle a alguien que sepa del tema. Aunque esto no te parezca importante, este tipo de faltas puede entorpecer terriblemente la lectura de tu obra y causar una mala impresión.
Una vez terminado, dale tu manuscrito a personas de confianza para que lo lean. Es aconsejable que pertenezcan al grupo que elegiste como lectores ideales. Si nunca pensaste en eso (lo cual está mal), dale tu obra a diferentes tipos de personas para ver a cuales les interesa más. Ese será tu público. Pídeles que te den una crítica honesta. De nada te sirve que sean condescendientes.
¿Ya has elegido editorial? Es importante que analices tu futuro mercado, escoge las editoriales que creas más afines a tu estilo o público elegido. Si sólo quieres probar suerte, debes tener en cuenta que hay muchas editoriales, en especial las argentinas, que solo aceptan manuscritos raras veces al año (y la mayoría son por concursos o certámenes). Si quieres probar con editoriales españolas, ten en cuenta que te piden utilizar un vocabulario "español" (osea, regional de España). Si quieres probar en las editoriales mexicanas (incluso en las españolas) te conviene pasarlo a "español neutro".
La mayoría de las editoriales especifican un tipo de letra y márgenes especiales para cuando reciben los manuscritos. Más allá de las editoriales, si quieres presentar tu manuscritos a certámenes o medios de comunicación (para obtener reseñas ya sea en diarios regionales o en blogs) es lo más recomendable escribir en Times New Roman o Arial (siendo ésta última la más usada), con un tamaño de 12 y un interlineado de 1,5 o doble. Los márgenes suelen especificarse siempre, pero si no lo hacen, fíjate que debe haber un margen derecho de 1,5.
La distribución en el texto debe estar clara, es conveniente que cada capítulo comience en una página nueva y si la novela posee partes (conjuntos de capítulos separados entre sí) que éstos estén en páginas solas.
No te olvides de numerar las páginas y de adherir (puede ser al final o al comienzo) un pequeño índice. Además, debe llevar una caratula (si puede ser también una portada) en la primera página con todos los datos correspondientes: Nombre de la obra, autor de la misma, datos personales o mini biografía, email de contacto y número telefónico fijo o móvil, género de la obra y lector ideal de la misma, sinopsis objetiva del argumento.
Ahora ya está perfecto, puedes imprimirlo (la novela debe imprimirse con las hojas por un sólo lado) y encuadernarlo (o pegar las hojas, engraparlas, etc. -no debe poder perderse ni una sola-)
Para asegurarle un buen próximo viaje, primero pasa por el Registro de Propiedad Intelectual... No es que la editorial te la vaya a robar, pero si la envías a medios de comunicación o certámenes de los cuales no estás completamente seguro, es mejor prevenir que curar.
Si quieres, antes de enviarla, puedes escribir y añadir un currículum o una carta de presentación. Trata de parecer objetivo y los datos que añadas deben ser fácilmente comprobables.
Ten en cuenta, que si envías tu manuscrito a una editorial que no está recibiéndolos, puede que tarden meses en contestarte. Si lo hacen, y por suerte te van a publicar o te hacen firmar un contrato de exclusividad, avísales a las otras editoriales (si es que lo mandaste a más de una) de que ya no estás disponible.

Hacerse escritor es una reto y un largo camino en donde constantemente aprendes cosas nuevas, no dejes de estudiar y perfeccionarte en este arte. Tarde o temprano lo conseguirás: siempre y cuándo no te dejes caer. Por lo tanto, no te desanimes. ¡Mucha suerte!

5 comentarios:

  1. Gracias !. Y muy interesante el aporte. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya servido, gracias por leer el blog! Saludos!!! =)

      Eliminar
    2. Hola Nanny a mi me gusta mucho leer pero no escribo,soy mùsico y me aplico lo que dices llevado a la música,busco actuaciones para sacar algo de dinero,si,pero por encima de todo está el placer de tocar,leer o escribir como en este caso,

      Eliminar
    3. Por supuesto, si no te gusta lo que haces, el público se da cuenta!!
      Muchas gracias por leer el blog!

      Eliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario en el blog!